Saltar al contenido
Cerrajeros baratos

9 consejos para la seguridad del hogar

5/5 - (73 votos)

La seguridad del hogar y por extensión la seguridad de aquellos que más queremos, nuestra intimidad y los bienes más preciados pueden encontrarse en riesgo.

Descubre cómo mejorar radicalmente la seguridad de tu casa siguiendo estos sencillos consejos.

Cómo evitar que roben en mi casa

  1. Cierra siempre con llave
  2. No abras ni permitas el acceso a desconocidos
  3. Nunca escondas llaves pensando que no las encontrarán
  4. Nunca dejes tus llaves a la vista
  5. Cambia la cerradura si pierdes las llaves
  6. Instala un escudo de seguridad
  7. Pónselo difícil
  8. Evita tener objetos de valor: dinero y joyas
  9. Llama a la policía

Cierra siempre con llave

Los pequeños hábitos pueden marcar la diferencia entre ser robado y no. Cerrar tu puerta con llave cada vez que salgas de casa marca una diferencia mucho mayor de lo que piensas.

Una de las cosas que busca un ladrón es la facilidad y la rapidez. Cuanto más fácil les resulte entrar mejor. Cualquier puerta, por muy buena que sea la cerradura, es fácil de abrir cuando no se cierra con llave. Tan sólo necesitan una lámina de plástico y unos segundos para estar dentro de tu casa.

Recuérdalo: cerrar con llave es un pequeño gesto con una efectividad enorme para la seguridad del hogar.

No abras ni permitas el acceso a desconocidos

Incluso si dicen ser instaladores o servicios oficiales. No permitas el acceso a tu vivienda a ninguna persona sobre la que no tengas absoluta garantía de quién es.

Los profesionales del robo, en ocasiones, se hacen pasar por vendedores o prestadores de servicios al objeto de recabar información sobre los posibles sistemas de seguridad, acceso y huida, e incluso qué poder robar.

Nunca escondas llaves pensando que no las encontrarán

Mucha gente esconde una llave de la puerta de su casa en sitios tan «inimaginables» como debajo del felpudo, el marco de la puerta, o una piedra o maceta en el jardín.

¿Pero quién se va a poner a buscar una llave debajo de una maceta? Te estarás preguntando. Pues la respuesta es obvia: la va a buscar quien quiera entrar en tu casa, y por desgracia los que las buscan las encuentran.

Si quieres tener una copia de las llaves de tu casa recurre a un familiar o en su defecto a un vecino de confianza. No pongas en riesgo la seguridad del hogar.

Nunca dejes tus llaves a la vista

Somos confiados por naturaleza. No vivimos siempre en guardia. Seguro que en alguna ocasión, has ido a tomarte algo con unos amigos y al llegar has dejado las llaves encima de la barra del bar.

¡Error! Para los cacos profesionales es muy fácil duplicar su llave. Después es tan fácil como hacer un seguimiento para ver dónde vive y entrar rápida y limpiamente en el momento en que no haya nadie.

Cambia la cerradura si pierdes las llaves

Seguramente estás pensando: ¿para qué voy a cambiar la cerradura si pierdo las llaves en la otra punta de la ciudad?

Si has perdido todas las llaves juntas una de ellas será la del portal del edificio. Considera que los ladrones suelen pertenecer a grupos organizados que en ocasiones peinan zonas probando las llaves. Si dan con una llave que abre el portal de tu edificio, ya están más cerca de dar con tu casa.

Además cambiar la cerradura es una tarea fácil que puedes hacer tú mismo. Tan sólo tienes que cambiar el bombín. Tienes bombines y cerraduras de seguridad a muy buen precio. Si no siempre puedes acudir a un profesional para cambiar la cerradura de tu puerta.

Instala un escudo de seguridad

Es una inversión mínima que va a incrementar tu seguridad enormemente. Cuanto más difícil se lo pongas, mejor. Los ladrones buscan la rapidez. Cada segundo que invierten en acceder a tu casa es un riesgo para ellos.

Un escudo de seguridad en tu puerta es útil no sólo por su función protectora, sino también por su labor disuasoria. Aquí mismo, en cerrajeros baratos puedes ver los precios y modelos de los mejores escudos para cerraduras.

Pónselo difícil

Es algo que, como habrás observado, venimos diciendo a lo largo de todo el artículo. Para un caco una puerta abierta es todo un caramelo. Cuantas más trabas existan menos atractivo resultará tu hogar. La seguridad del hogar empieza con la prevención.

Las posibilidades son casi infinitas: Sistemas de videovigilancia, alarmas, cerrojos, cajas fuertes

Evita tener objetos de valor: dinero y joyas

Todos los robos en hogares se caracterizan por la rapidez, bajo riesgo y selección de los objetos robados.

Con las medidas anteriormente citadas dificultas mucho el factor rapidez y aumenta el riesgo de los malos exponencialmente.

Los ladrones, salvo casos muy concretos, nunca saben a ciencia cierta qué van a encontrar en el interior de una casa. Actúan bajo un factor riesgo-rentabilidad. Si el riesgo aumenta la rentabilidad estimada deja de ser rentable.

Además de eso has de saber que generalmente sólo se centran en el robo de joyas y dinero en efectivo. Los aparatos tecnológicos se devalúan muy rápidamente, son más difíciles de transportar (un iPad es mucho más grande que una pulsera de oro y además vale menos) y encima se corre el riesgo de que puedan ser rastreados o inutilizados. Conclusión: no rentan.

Si evitas tener joyas y/o dinero en metálico las consecuencias de un robo serán casi nulas.

Llama a la policía

Ante cualquier actitud sospechosa, marcas que puedas advertir en tu hogar o cualquier otro indicio, no dudes en ponerte en contacto con la Policía Nacional llamando al 091.